Terapia Conductual Cognitivo

balance-1024x682

El Modelo Conductual-Cognitivo es una corriente psicoterapéutica que surge a partir de 1950 e incorpora paulatinamente estrategias y procedimientos de la Psicología Cognitiva (Bandura, Albert Ellis, Aaron Beck, Meichenbaum), hasta adoptar la denominación que posee actualmente, Terapia Cognitivo-Conductual. Este modelo acepta la tesis conductista de que la conducta humana es aprendida, pero este aprendizaje no consiste en un vínculo asociativo entre estímulos y respuestas sino en la formación de relaciones de significado personales, esquemas cognitivos o reglas.

Los procesos cognitivos colorean el modo en que el individuo ve el mundo y su lugar dentro de él. Por lo tanto las distorsiones o los déficits cognitivos son responsables, en gran medida, de la aparición de trastornos emocionales.

El enfoque cognitivo-conductual investiga cómo aprendemos, es decir los principios que explican el aprendizaje, tanto de comportamientos deseables como perjudiciales.

Algunos de estos aprendizajes nos ayudan a sentirnos bien, a relacionarnos adecuadamente con los demás y a lograr lo que nos proponemos. Otros en cambio, nos generan dolor, resentimiento, dañan nuestra salud y nuestras relaciones interpersonales. A ellos estará dirigida la terapia.